Esto es tan importante como…

…Cepillarse los dientes cada mañana. Tal vez se han tardado dos siglos o más para llegar al momento en el que toda la población ha interiorizado de tal modo la necesidad de la higiene como un atributo más de la vida, que vería inconcebible no lavarse los dientes o las manos.

En el CEA Los Viveros creemos, y no estamos solos, que el tratamiento de los residuos y su reciclaje es tan fundamental, o debería serlo, como una adecuada higiene bucal, y de la otra. Y con el mismo entusiasmo con el que aquí hacemos todo nos pusimos a ello hace más de medio año… Y nos inventamos un taller  para los más pequeños, el Taller “R que R”. Que tiene como complemento otro cuyo nombre dice más del taller que lo que yo pueda ampliaros: “Consume lo Justo”. Un título que parece ambivalente pero que no es más que una declaración de principios.

Primera sorpresa: les vacían una bolsa de basura en el suelo del aula…¡los niños  Flipan!

Y los técnicos de Los Viveros empezaron a recorrer los colegios de Santander que se han sumado a nuestra propuesta celebrando el taller para los más pequeños. Empezaron antes de Navidad, pero el momento más intenso llegó en enero. Entre los días 13 y 25 de enero realizaron un taller diario en seis colegios distintos de Santander. Más de 400 niños de primaria recibieron las primeras nociones sobre los residuos, sobre como los generamos, como los almacenamos y como nos separamos de ellos.

Intentamos “incrustar” en sus moldeables e ingenuas, pero también muy críticas, cabecitas el concepto muy básico, que muchos adultos no quieren asumir, de que la basura es nuestra desde que la generamos hasta que salimos con la bolsa al contenedor…

Y lo que sigue también es importante aunque a muy poca gente se le ha explicado: La basura sigue siendo nuestra aunque ya no está con nosotros porque son otros quienes se encargan de ella. Dicho de otro modo: Somos responsables de ella y de lo que se haga con ella.

purisima c 10 feb 2016 (43)

¿Quién es esta mujer que nos habla de la basura, nos cuenta cosas de lo que nadie nos habla?

Los técnicos de Los Viveros entraban y salían; cada mañana un cole, al llegar tocaba corregir lo que no había gustado de ese día y preparar el siguiente, y más cambios, y más viajes, y a un colegio, y a otro, y experiencias que se amontonan unas sobre otras, y más coles, y más niños, y más preparar de urgencia nuevos materiales o reparar lo que había para el siguiente cole… y más coles, y más niños y siempre los mismos conceptos básicos, elementales y “recordables”.., hay que distinguir, separar y reciclar. Y más coles, y más niños, y un día llovía, y otro el cole estaba lejos, y otro día alguien estaba con un catarro atroz, y seguían saliendo cada mañana con sus cajas coloreadas para que los niños jugasen a distinguir los residuos, (que viajaban en bolsa aparte como el tesoro de un mendigo)… y las cajas de aspecto entre monstruoso y divertido donde los pequeños fijarían en un rincón de su cabeza de donde nunca se ha de borrar, el sencillo concepto de su separación, el color del contenedor al que irán destinados y el destino final que otros le darán a los residuos que ellos generaron… y que siempre serán suyos. Eso no hay que olvidarlo.

IMG-20160212-WA0021

Es lo mismo que hay en casa… debe pensar más de uno.

Y como en tantas ocasiones de la vida el azar se impuso sobre lo programado después de mucho pensar, planificar y prevenir. Porque mientras tanto… el que tenía que contaros todo esto, con detalle, con algo de gracia, con entusiasmo… estaba en su “sagrada” semana de vacaciones. Y al volver, cuando regresó aturdido por tanto descanso… Toneladas de fotos, de datos, de anécdotas… la confusión.

Preguntas a los técnicos que seguían saliendo y entrando de Los Viveros, que vivía en esos días el ritmo febril de un quirófano de campaña; tratando de ordenar fotos, de distinguir a los niños por el babi, por la decoración del aula donde se celebró el taller, intentando no confundir a un cole de la semana pasada con el mismo cole pero distinto curso de aquella segunda semana… y algunos de aquellos talleres se lograron colgar en este blog, con sus fotos y sus niños perfectamente casados todos los datos: Niños, coles, cursos, fotos y monitores…

 

D G barredo 3  Feb 2016 (4)

Esta otra nos dice donde va cada cosa, el papel, los envases…

Y así, poco a poco, el trabajo ha seguido, los 400 niños de esos seis colegios de Santander han conocido algo muy básico, sencillo de entender y fácil de llevar a la práctica. La importancia, necesidad, casi urgencia, del reciclaje de nuestros residuos. Y andando el tiempo, cuando sean adultos, esos niños y otros que también hayan pasado por los mismos talleres, miraran a los que ni separan ni reciclan como miramos ahora a los que no se lavan los dientes. Así de sencillo es.

r q r eloy V 21 ene 2016 (15)

Cuidado con ella. Algún día, si la vida sigue como debe seguir, esta niña puede ser concejal, directora de algo, mandar mucho…

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close