Los Mirlos en Las Llamas, en el Día de los Humedales….

Eran trece mirlos en sana competencia con tres bandadas de tórtolas, ánades y autillos. Recorrieron ayer el Parque de las Llamas participando en una Gymkana propuesta por los monitores del CEA Los Viveros para celebrar el Día Mundial de los Humedales. Pero no eran ni mirlos, ni tórtolas, ni ánades… ni mucho menos autillos. Eran casi 60 niños de primaria del colegio HAYPO, listos como águilas.

Y esta es una de las pruebas. Recorrieron el Parque, superaron las pruebas, participaron en los juegos propuestos y al final pintaron un gran mural. Y conscientes de los que les espera pusieron mucho interés en lo que se ve arriba: Nuestro futuro.

Llegaron: se dividieron en cuatro grupos, el sorteo decidió que los mirlos fuesen 12 niños y una niña, el resto de los grupos resultaron más o menos homogéneos, pero los mirlos iniciaron la Gymkana como lebreles. Audaces, veloces, inquietos… la niña-mirlo cerca pero algo lejos, todos pendientes pero ella un poco más, todos vigilantes pero ella anticipándose… En la primera prueba hubo que memorizar un dibujo para repetirlo luego. Ella aportó más datos, sin imponerse al resto. Con la fuerza que da el buen sentido.

haypo 2 feb 2016 humedales (17)

Un mirlo dibuja. El resto de los grupos, autillos, tórtolas y ánades, está en ese momento en otra prueba, en otro rincón del parque. Todos sobrevuelan la zona, se vigilan. Unos van donde otros ya estuvieron y dejan su lugar al grupo siguiente.

Los mirlos siguieron su recorrido, llegaron al pie de una gran encina. Árbol que pocos en la ciudad conocen porque humildemente quedó retirada al margen del parque. Y que casi no se ve pese a su porte majestuoso. Allí quedó cuando se hizo el parque, donde nació y creció. Allí ha vivido su plácida existencia siendo testigo del paso del tiempo, de las estaciones, de todos los inviernos y veranos; albergando los nidos de las aves, alimentándose del agua del humedal y viendo como crecen muy cerca, casi a sus pies, sus hijos. Y allí mismo llegaron los mirlos. A la segunda de las pruebas. A encontrar las piezas de un puzzle  que estaban por allí escondidas y que representaban las aves más representativas del humedal. Y las encontraron, las colocaron en su lugar y otearon el horizonte ansiosos por ir a la tercera prueba, vigilando a los otros grupos, jugando y aprendiendo.

haypo 2 feb 2016 humedales (23)

Los mirlos salen como centellas a encontrar las piezas, la niña, ellos no lo saben, dirige desde atrás la bandada, les orienta, encuentra más piezas… ellos escandalizan, ella es efectiva y silenciosa.

haypo 2 feb 2016 humedales (25)

Prueba superada, a por la siguiente… por el camino, los que no corren vencejos, escuchan a  los monitores una explicación sobre el humedal que la naturaleza dispuso en el centro de la ciudad. Se les dice que en otras ciudades hay museos, fábricas, autovías… pero que en Santander tenemos un humedal. ¡Ahí es nada! Ya quisieran en otros lugares tener algo parecido….

Llegaron a la tercera prueba. Se trataba de encontrar algo oculto. Los monitores del CEA Los Viveros creían que todo estaba bien escondido, pero no pensaron que los mirlos, autillos, ánades y tórtolas sobreviven y son felices porque tiene vista, porque saben mirar, encontrar lo oculto, prevenir cualquier peligro… Resultado: lo que se escondió con mucho cuidado se encontró con mucha facilidad.

haypo 2 feb 2016 humedales (28)

… Y ¿Quién dice como se colocan las letras, cual es la palabra buscada? Ella, la mirla rubia.

Todos a la última prueba. La más complicada. Los jóvenes mirlos, curtidos ya por haber sobrevolado todo el humedal, aterrizan suavemente sobre otro rincón mágico del parque. La Charca de los anfibios que se encuentra al pie de la UIMP. Como era la última, era la más difícil. Se trata de conocer lo más básico del uso responsable del agua, no derrochador. Siempre mediante un juego que consiste en trasvasar agua de un recipiente a otro, a ciegas, con la única ayuda de la orientación que les den sus compañeros. Y se supera con facilidad.

haypo 2 feb 2016 humedales (36)

El mirlo, a quien también llaman Christian, lleva su recipiente como quién lleva una ofrenda, le guían sus compañeros… el agua llega al cubo… la prueba se supera y…

haypo 2 feb 2016 humedales (33)

… El monitor aprovecha y explica la utilidad de charca. Atienden, escuchan, lo ven, aprenden.

haypo 2 feb 2016 humedales (40)

Acaba la jornada. Todos preparados para una foto de grupo, un último retoque al efímero mural que el agua de la lluvia, tan deseada este año, se llevará. Jornada a recordar, el humedal recibió el reconocimiento que solo los niños saben darle.

LA FOTO DE TODOS LOS NIÑOS

haypo 2 del 2 2016 (3)

Si nos fijamos bien hay algunos adultos entre ellos, pero cuando los niños son mayoría… todos acabamos siendo niños.

Hasta la próxima cita, un fuerte abrazo a todos!

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close